martes, 6 de mayo de 2014

Galletas crujientes de copos de avena y orejones

¡Madre mía! cuánto tiempo sin publicar una receta con avena, casi ni me lo puedo creer, ¡con lo que me gusta a mi la avena!.

galletas de copos de avena

El domingo hizo una día casi de verano, sería para compensar el frío que nos hizo el sábado, que corría un ris horroroso. ¡Puro invierno! ¡Vaya cambios de un día para otro!. El caso es que con lo bueno que hacía daba una pereza horrorosa meterse en casa a preparar galletas ni nada, porque en el patio se estaba muy a gustito. Ahí estaba yo, sentada al solillo, y medio atontada dormida. Pero como me apetecía hacer estas galletas, sobre todo pensando en que así, algún día durante la semana, los niños las podrían llevar de almuerzo al cole, pues me espabilé y mientras me hacía una infusión preparé también la masa.

galletas de copos de avena

Ya sabéis que yo no me suelo complicar la vida, y menos el domingo, ¡que ya me costó bastante meterme en casa!, así que os podéis imaginar que estas galletas son del tipo de siempre: rápidas, fáciles y muy resultonas.

Además de su increíble sabor tienen una textura ideal: ¡son crujientes!, y no sé a vosotros, pero a mi el ruidillo ese que hacen al masticarlas me encanta, ¡ya ves tu qué bobada! y encima son de las que al untarlas en la leche se empapan y no son nada duras, así que para mi son perfectas, ¡de 10!, porque hay muchas galletas riquísimas, pero que hagan ruidillo al comerlas y que encima absorban el líquido al untarlas, no hay tantas.

galletas de copos de avena

Así que os aseguro que al final mereció la pena dejar el patio a pesar de lo bueno que hacía, sólo para preparar estas galletas tan especiales.

galletas de copos de avena

La vez anterior que las hice duraron en casa bien poco, porque a los niños les encantan, y eso que llevan copos de avena, pero es que prácticamente ni se notan. Con este tipo de galletas no me importa que coman un par de ellas o tres, porque llevan menos azúcar que las compradas, no llevan jarabe de glucosa fructosa, ni aromas, ni colorantes, ni grasas vegetales o aceites parcialmente hidrogenados, ni metabisulfitos. Y encima la fibra que les aportan los copos es completa, y no como la de las galletas integrales, que por si no lo sabíais las llaman integrales, pero en realidad están fabricadas, en la mayoría de los casos, con harina refinada a la que añaden salvado, con lo cual no son realmente integrales.

galletas de copos de avena

Ingredientes:

90 g de copos de avena (usé una variedad de copos más bien finos)
60 g harina de trigo tamizada
60 g azúcar moreno
un pellizco de sal
1/2 tsp (cucharadita) levadura química
40 g orejones cortazos en trozos muy pequeños
60 g mantequilla a punto pomada
3 tbsp (cucharadas) de leche templada

- cortamos los orejones en trocitos muy pequeños. Si están un poco secos los dejamos a remojo en agua hasta que se hinchen un poco, si no, los podemos usar directamente
- mezclamos la avena con la harina, el azúcar, la mantequilla, la sal, la levadura y los orejones troceados. Amasamos bien y si la masa queda muy seca y se desmenuza mucho le añadimos la leche templada hasta que la masa ligue un poco más. La textura debe ser blandita, pero no pegajosa, aunque al llevar los copos de avena no va a ser una masa muy ligada, del tipo de las galletas normales o de una masa de pan.
-hacemos bolitas del tamaño que nos guste y con los dedos las vamos aplastando y dando la forma redondeada. Según las terminamos de formar las vamos colocando sobre una bandeja de horno en la que antes habremos colocado un poco de papel de hornear para que no se nos peguen
- cuando tengamos formadas las galletas las horneamos durante 20 minutos a unos 175ºC en el horno  precalentado

Sugerencias:

- en vez de orejones también podéis añadir pasas, arándanos...o hasta trocitos de chocolate
- si se os pegaran en las manos al darles forma no añadáis más harina para arreglarlo, es mejor que os mojéis las manos y que les deis la forma con las manos húmedas, de ese modo no se os quedará la masa tan pegada a las manos
- la receta es una adaptación de unas galletas que vi en la revista Lecturas Cocina Fácil
- otras recetas de galletas de avena que podéis encontrar en el blog son las Cookies con avena, chocolate y avellanas y las Galletas de avena

20 comentarios:

Paula R dijo...

Tienen una pinta deliciosa! Me encantan las galletas de avena, me apunto tu receta.
Un saludo

Anna Tykhonova dijo...

Cristina, las fotos son preciosas! Que luz y que frescura!!!

Adoro las galletas de avena desde que era pequeña. Siempre las compramos y hace poco estaba pensando de que tendré que investigar en internet a ver si encuentro alguna receta para probar de hacerlas caseras. Y que coincidencia verlas ahora en tu blog :D!!!
Voy a apuntar los copos de avena en mi lista de compra ;)
Mil gracias por esta receta y un besito!

P.D. me encanta la nueva cabecera de tu blog!!!!!!

Ma Fernanda dijo...

Que ricas que son, yo las adoro, no conocia tu blog anterior porque hasta ahora te conosco y lo que puedo decir es que tu blog.es.lindisimo.
Un saludo te sigo

Marhya dijo...

Que buenas deben estar. En esta casa también nos gusta mucho la avena, y si, es verdad, las texturas crujientes son ya por si mismas un punto a favor del plato.
Besos.

Marina Larosquilladelatialaura dijo...

Oh si!! crujientitas y mojadas en leche...divinas de la muerte!! jejejeje

Tienen una pinta muy rica, muchos besitos

Dolores-MiGranDiversion dijo...

Pues me va ideal, poruqe tengo avena y no la he utilizado
Bss

Beatriz Tobegourmet dijo...

Me encantan las galletas de "cositas" Cristi. Así que las tuyas me parecen geniales. Y las fotos como siempre preciosas.

Mary Luz Piñeiro CuchillitoyTenedor dijo...

Qué tentadoras, deseando probarlas!!! Se ven deliciosas e ideales para los desayunos...

Ana dijo...

Ups se te acaba de colar un spam Cristi!
Qué buenas las galletas, estoy yo empezando a tomar avena, me he hecho granola y porridge. Así que ahora con tu receta voy a probar en forma de galletas, que tienen muy buena pinta y como tu dices, fáciles!
Un beso!

Pili dijo...

Reconozco no ser demasiado fan de los orejones, pero tienen tan buena pinta que las probaría sin dudarlo!! Besos

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Ricas galletas para meter en un razón de leche.
Un beso.

Olivia dijo...

Tienen una pinta estupenda. Me gusta que le hayas metido orejones. Pero la avena, sola, o acompañada, siempre queda estupenda!

Liliana Zdravcheva dijo...

Llevo semanas buscando por internet y haciendo galletas de avena. Pero tan riquisimas y crujientes como las tuyas no existen. Graciaaaas.

Cristi Lopez dijo...

Muchísimas gracias a ti Liliana, me alegro mucho de que te parezcan tan ricas. Te dejo una versión de ellas que hizo Anna que seguro que también te gusta http://cazadoradeinspiracion.blogspot.com.es/2015/02/oatmeal-cookies-with-walnuts_23.html

Marta dijo...

cuanta leche hay que poner?

Cristi Lopez dijo...

Hola Marta, las tbsp equivalen a cucharadas soperas, y cada una tiene una capacidad de 15 ml, así que en total son 45 ml de leche.

Marta dijo...

Muchas gracias Cristi, hoy mismo las hago, me gustan mucho las recetas que llevan avena, un saludin desde Asturias!!

Marta dijo...

Se me olvidó comentarte que las galletas buenisimas, ahora mismo me vuelvo a poner con ellas, un saludin!!

Cristi Lopez dijo...

Me alegro de que te hayan gustado tanto estas galletas Marta ;)

Lorena Aranda dijo...

¡Hola Cristina!,
¡Buenos días!, Lo primero que hice fue precalentar el horno a 180°C. (350°F./gas. 4.) Batí la mantequilla con el azúcar en un tazón, hasta que la mezcla estuvo ligera. Añadí la harina y avena a la mezcla y utilicé las manos para crear una masa tersa.
Muchas gracias y saludos cordiales,
Lorena Aranda http://VideosdePostres.Blogspot.com

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...