jueves, 19 de septiembre de 2013

Bizcocho de zanahoria con harina de teff


¡Por fin se acabaron las vacaciones!. La verdad es que yo ya lo estaba deseando. Al final el verano se hace largo y hasta los niños terminan por cansarse de tantos días de vacaciones. Aunque parezca mentira estaban deseando volver al cole, encontrarse con sus amiguitos, a los que apenas han visto durante estos meses, y retomar a la rutina y las obligaciones diarias.

Yo por mi parte, necesitaba que empezaran ya, porque con ellos en casa el trabajo no rinde igual.Y para comenzar el nuevo curso con buen pie, os traigo un bizcocho que espero que os guste, y que junto con otras recetas muy especiales podéis encontrar este mes en Petit-On. Además así compenso lo que os dije en la entrada del bizcocho glaseado de que tenía pocos bizcochos publicados.


Se suele decir que el desayuno es la comida más importante del día, y es cierto. Para que los niños no pasen hambre, no se queden en clase medio dormidos y aprendan sus lecciones es importante que hayan tomado un buen desayuno que les proporcione la energía que necesitan.

Y por eso este bizcocho que os traigo hoy es especial: está hecho con harina de teff. El teff es un cereal libre de gluten, que proviene de Etiopía. En España los primeros estudios sobre el cultivo de este cereal se realizaron en la Dehesa de Tablares, en la provincia de Palencia, muy cerquita de donde yo vivo.

Y más cerca aún vive María, a quien le estoy haciendo las fotos para su nueva página web, que estrenará en breve. María además de comercializar este cereal es Doctora en Ingeniera Agrónoma, y toda una experta en el teff, porque ha sido una de esas pioneras en el estudio de su cultivo, de la mano de quienes lo introdujeron en Europa, los holandeses. María ha supervisado los primeros campos cultivados con este cereal, que según me ha contado, al principio pensaban que era de secano, sin embargo se cultiva a comienzos del verano y es de regadío. Algo que nos choca cuando pensamos que proviene de un pais africano ¿verdad?


El teff, es un cereal de gran interés, pues además de carecer de gluten es rico en minerales y contiene hidratos de carbono de liberación lenta, con lo que proporciona energía de larga duración para toda la jornada. Es un cereal muy demandado por los deportistas de elite, precisamente por esto y por su contenido en proteinas, que ayudan a regenerar la masa muscular. 

La semilla de teff es muy pequeña, más aún que las semillas de amapola, por lo que su harina es integral, ya que es imposible separar el diminuto salvado. Esto hace que debido a la fibra que contiene posea un gran poder saciante.


Y como estamos con la vuelta al cole, resulta que el teff además de todas las propiedades que os acabo de comentar, puede mejorar la salud de los huesos y los dientes, pues tiene un alto porcentaje en calcio fácilmente asimilable por el organismo. Además gracias a esos hidratos de carbono de liberación lenta, los niños tienen la energía asegurada durante toda la mañana.

Y dejando por un momento el teff, del que podéis encontrar más propiedades en su página web, en este bizcocho también he añadido zanahorias, y ralladura de naranja, que todavía hacen que esté mucho más rico, ya que las primeras hacen que sea un bizcocho muy jugoso, mientras que la naranja le proporciona un aroma riquísimo. Es una manera muy buena de reducir el porcentaje de azúcar en la receta, y de paso conseguir que los niños coman zanahoria sin enterarse, sobre todo cuando son de los que siempre la dejan en el plato sin probar, como mi hijo mayor.


Así que para que nuestros niños desayunen como Dios manda antes de ir al colegio y no les entre el bajón a lo largo de la mañana, aquí os dejo la receta de este riquísimo bizcocho:

Ingredientes:

200 g harina de teff
125 g mantequilla
125 g azúcar
2 huevos
250 g zanahorias
ralladura de naranja
8 g levadura química

- precalentamos el horno a 180ºC
- blanqueamos los huevos con el azúcar y cuando hayan aumentado de volumen añadimos poco a poco la harina tamizada con la levadura y la mantequilla fundida
- después añadimos las zanahorias ralladas y la ralladura de naranja y mezclamos todo con cuidado
- preparamos un molde con papel de hornear o untándolo de mantequilla, vertemos la masa en él y horneamos durante unos 50 minutos (como siempre esto depende de cada horno)
-cuando esté cocido desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla


Sugerencias y datos:

- si no encontráis harina de teff se puede hacer también con harina de trigo normal y queda igualmente rico, aunque la harina de teff le da un saborcillo especial.
- siempre que puedo me gusta emplear en mis recetas productos de temporada, ya que es cuándo mejor están, por eso en este bizcocho he añadido las zanahorias, que ahora las tengo a montones en la huerta
- las naranjas, aunque no os lo creáis, son de una de esas cajas que se compran por internet recién cogidas del árbol. En verano no me gusta comprarlas, porque o son de cámara y saben fatal, o las traen de fuera, lo cual a mi personalmente no me convence. Estas naranjas las compré a primeros de junio y ahí están, un poco feas de aspecto, pero no se me han estropeado como las que se compran en las tiendas, que a veces a los dos días se pudren y hay que tirarlas. Así que no son de temporada, pero casi casi
- por si os interesa, y para no repetirlo aquí, en la entrada de la tarta de zanahoria os cuento alguna propiedad nutricional de este tubérculo.

21 comentarios:

Delicias Baruz dijo...

Te ha quedado estupendo, me encantan los bizcochos y tartas de zanahoria. Un abrazo, Clara.

Suny Senabre dijo...

No he trabajado nunca con este tipo de harina, pero el resultado me ha parecido fabuloso. Será cuestión de probar. Desde luego es de lo más apetitoso y para el desayuno me parece ideal.

Besitos,

Fani Puntodenieve dijo...

Te ha quedado maravilloso, Cristina! Además de lo rico que tiene que estar, como ya has dicho, es un desayuno perfecto para los niños. Con lo que nos gustan los bizcochos de zanahoria, estoy segura de que probaremos con tu receta en casa!
Me ha encantado la explicación que has dado de la harina de teff: hay muchas cosas que desconocía!
Un beso!

Marina----La Rosquilla de la Tia Laura dijo...

Que entrada más chula!!! y las fotos estupendas....el bizcocho tremendo....TODO!!!! jejejejeje...no conocía esta harina :)

Besitos

Laurel y Menta dijo...

Cristina, hemos oído mucho hablar de la harina de teff y estamos deseando probarla, qué buena entrada!!

un bizcocho fabuloso, desde luego que es un desayuno completísimo.

un abrazo

Marhya dijo...

Lo primero de todo espero que el peque ya esté recuperado.
Me produce mucha curiosidad lo del teff, desde que se empezó a comentar que se estaba en pruebas por Palencia he ido buscando información pero poco he encontrado, y la curiosidad me viene no sólo por el lado de la cocina, si no también porque soy agrónoma aunque no ejerzo, y como encima las pruebas son en la provincia, pues todo suma. Ahora mismo voy a ir a ver la página que enlazas.
En comercios aún no lo he visto, a ver si doy con él y sacio parte d emi curiosidad, y de paso pruebo este bizcocho que tiene una pinta maravillosa.
Un beso.

Dolores-MiGranDiversion dijo...

Todo un descubrimiento esta harina para mi, cuanto aprendemos, jejje
Se ve delicioso!!
Bss

Noelia Rcetas dijo...

Qué interesante la harina Teff, nunca había oído hablar de ella. Mi sobrina es celiaca y la pobre tiene restringidas un montón de cosas, entre ellas un pan rico, pero este tiene muy buena pinta.
Aún no tengo ni un bizcocho en mi blog, con lo que me gusta, te lo puedes creer? no me da tiempo a más...
Beso
Noelia

Ajonjoli dijo...

Conozco el teff porque mi restaurante favorito en Holanda era un etíope, y es con lo que preparan el plato nacional, la injerah. Aquí lo estuve buscando para prepararlas en casa, pero cuando vi el precio... uy.
Me encanta el bizcocho de zanahoria, es de mis favoritos.

Alfonso Hernandez dijo...

Hola Cristina, desde luego el aspecto es muy rico y con las zanahorias y naranjas debe haber quedado delicioso. La harina de teff nunca la he probado pero si tiene un sabor diferente me quedo con las ganas! A ver si algún día la localizo y hago tu bizcocho energético ;-)

Churretes dijo...

Delicioso desayuno para los peques Cristi...y para los no tan peques!!!
No conocía esta harina, pero parece que su resultado es muy rico.
Besos.
Raquel

Anónimo dijo...

¿¿Donde has comprado esa taza?? Es que mi hija ha visto las fotos y aparte de querer el bizcocho tambien quiere la taza. Un saludo

Cristi dijo...

Gracias Fani, me alegro de que te haya gustado mi explicación. Un beso

Cristi dijo...

¡Gracias Marina!

Cristi dijo...

Pues sólo faltaba que conocieras a María, que cosas más raras se han visto. Y creo que en Palencia la vende en algún sitio, o al menos tiene idea de venderla en algún establecimiento. ¡A ver si la encuentras y ya me contarás!
Besos

Cristi dijo...

¡Gracias!

Cristi dijo...

Por suerte cada vez hay más productos para los celíacos, así que ya estas tardando en hacer un bizcocho para tu sobrina, jajaja

Cristi dijo...

Pues siento no poder ayudarte. Hace unos años mi madre me regaló media docena de tazas con dibujos de animales. Ya sólo me quedan 3 y una de ellas es la de la foto, pero no tengo ni idea de dónde la compró. :(

Cristi dijo...

Tengo ganas de hacer el injerah, todo se andará. Y sí, la verdad es que no es barata, y yo no soy celíaca, no es para usarla todos los días, pero de vez en cuando me gusta ;)

Cristi dijo...

Y si no la localizas, ¡pues con harina de trigo!, que ya verás lo bueno que está

Chus dijo...

Nunca he probado la harina de teff pero tenéis que probar el mismo sustituyendo la zanahoria por calabaza y el azúcar por azúcar moreno. Es otra variedad y está buenísimo.El azúcar moreno le da un color y un sabor especial y diferente

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...