viernes, 19 de abril de 2013

Tarta de fresas con rosas

Hoy os traigo la receta con la que he contribuido en Petit-On este mes. Silvia, de Mi dulce tentación escogió el ingrediente pricipal, las fresas, con las que he hecho esta tarta que espero que os guste. Como véis es una tarta muy primaveral, ¡es lo que tiene volver a ver el sol después de tantos dias jajaja!

Esta tarta de fresas es un capricho que me doy a mi misma. Como yo no tengo niñas, que sólo tengo dos niños, ¡pues para mi!. Me la pedí ya hace tiempo, después de verla en no sé que blog. Porque no, no es algo que me haya inventado yo. Esta tarta ya la han publicado antes que yo en varios blogs y seguro que más de uno ya la habéis visto y admirado igual que yo, que la primera vez que la vi dije ¡ohhhhhhh! y menos mal que no me vi la cara, porque seguro que sería para haberse echado a reír.

Tarta de fresas con rosas

Lo que sí que es mío es la cobertura y el relleno de la tarta. No es el típico buttercream ni está hecho a base de mantequilla. Que conste que me encanta la mantequilla, pero cuando se mezclan tanta mantequilla con tanto azúcar a la vez no puedo con esa mezcla. ¡Para gustos se hicieron los colores, como se suele decir!. Y hablando de colores, otra de mis manías es la de no utilizar para colorear la comida nada que no sea natural, así que esta tarta debe su color única y exclusivamente a las fresas con las que está hecha, y yo creo que no necesita más ¿verdad?

Tarta de fresas con rosas

Y volviendo al tema, que me desvío yo sola, lo que he usado para hacer la cobertura de la tarta no es mantequilla, sino queso, con lo que consigo en primer lugar que me guste, en segundo que sea más ligera en calorías, que ya nos acercamos a unas fechas un poco peligrosas, y lo tercero y último, pero no por ello de menos importancia, que tenga un sabor espectacular. Sí, porque la combinación de las fresas con el queso yo diría que es perfecta. El queso realza el sabor de las fresas y la tarta tiene un sabor delicioso, y eso teniendo en cuenta que la mayoría de las fresas, al menos las que compro yo en el pueblín donde vivo, no son muy allá de sabor, es mucho decir. Así que si pilláis unas de esas fresas de un hortelano de los buenos, de los que sólo recogen la fruta cuando está en su punto, entonces no me puedo ni imaginar cómo tiene que estar esta tarta. Os aseguro que si este año consigo tener unas fresas de esas en mi huerta volveré a hacerla porque tiene que ser gloria bendita probar un solo bocado de ella.
Tarta de fresas con rosas

Y después de tanta alabanza aquí tenéis la explicación por si os animáis a hacerla:

Ingredientes:

Bizcocho genovés: (Williams-Sonoma)
4 huevos grandes
100 g azúcar
85 g de harina de repostería tamizada
3 cucharadas (unos 40 g) de mantequilla fundida

- precalentamos el horno a 190ºC
- en un bol batimos a mano los huevos y el azúcar hasta que se mezclen. Colocamos ese bol sobre una cazuela con agua caliente (al baño María) y seguimos batiendo hasta que alcance 60ºC. Batimos durante 3 minutos más a esa temperatura.
- después, seguimos batiendo la mezcla con ayuda de la batidora hasta que blanquea y triplica su volumen.
- tamizamos la harina sobre la mezcla de los huevos en dos veces, y la mezclamos con cuidado y con la ayuda de una espátula de silicona.
- añadimos un poco de masa sobre la mantequilla y después todo ello lo devolvemos de nuevo a la masa y lo vertemos sobre un molde engrasado, de unos 20 cm de diámetro
- horneamos hasta que la superficie se dora, durante unos 20 minutos
- dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando se haya enfriado lo partimos en dos capas iguales

Cobertura y relleno:

250 g queso philadelphia (yo usé light)
250 g queso mascarpone
1,5 sobres de gelatina neutra en polvo (15 g)
200 g azúcar glass
300 g de fresas

- trituramos las fresas con la batidora y las tamizamos para quitar las pepitas
- añadimos la gelatina al batido de fresas, si queremos podemos diluirla antes en una cucharada de agua. Ponemos a calentar la mezcla hasta que la gelatina esté bien disuelta. Cuando lo hayamos conseguido dejamos que se vaya enfriando.
- por otro lado mezclamos bien los quesos con el azúcar y lo metemos al frigorífico mientras termina de enfriarse la gelatina
- cuando la gelatina comience a espesar la mezclamos con los quesos y batimos bien esa mezcla con ayuda de unas varillas como cuando montamos nata y la colocamos dentro de una manga pastelera
- metemos la manga al frigorífico, o si tenéis poca paciencia al congelador, y cuando esté bien fría rellenáis con ella el bizcocho, lo tapáis y con lo que os ha sobrado decoráis la tarta haciendo esas rosas. Para ello sólo hay que hacer una especie de espirales. En I am baker tenéis la explicación de cómo se hace.

Y ya sólo falta que la tarta se termine de asentar para poder disfrutar de ella.

Si queréis podéis emborrachar el bizcocho con un almíbar ligero o un poco de zumo de naranja o algo así. Aunque yo no lo hice y ya os he dicho lo rica que está ¿verdad?

Tarta de fresas con rosas

15 comentarios:

Marhya dijo...

La verdad es que es una preciosidad, y mira, un caprichito de vez en cuando es bueno para todo. Te ha quedado estupenda.
Besos y buen fin de semana.

Begoña dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Cris. El buttercream no es lo mío. Probaré tu receta, aunque no creo que me salga una presentación tan bonita como la tuya.

Pilar. Cook and Spoon dijo...

Me apunto completamente a la cobertura de queso porque no puedo con tanta mantequilla. Me supera. La verdad es que es una tarta muy primaveral y preciosa. Besos.

Anónimo dijo...

A me paree que es una tarta perfecta. Sí,la primera vez que la vi hace más o menos un año me quedé impresionada de lo bonita que es, pero esta tuya tiene una cosa (mejor dicho, no tiene) que hace que para mi sea la perfecta , que no lleva buttercream!!! digamos que va un poco en contra de mi religión poner tanta mantequilla junta, pero con el queso ya es otra cosa. Te ha quedado divina, de verdad.
Un saludo
Angi

Cocina con Angi dijo...

El comentario de antes no es anónimo, soy yo ;)

Cocina en familia dijo...

Además de bonita tiene que estar riquísima con la cobertura de queso y fresas, yo tampoco puedo con la buttercream, me parece un exceso de mantequilla.
Un abrazo

larosadulce dijo...

Que bonita te ha quedado, con cobertura de queso y fresa naturales, Ummm que delicia. Buen finde.

Yolanda - Magdalena de Chocolate dijo...

Qué bonita! Estas tartas me encantan, yo sólo la he preparado en una ocasión, para el aniversario de mis abuelos y la verdad es que les encantó :)
Un beso!

Rocío Martínez Herrera dijo...

Tiene una pinta deliciosa, como todo lo que haces!!! A mí me gusta el buttercream (vivan las calorías jeje) pero las cremas o coberturas de queso me gustan muuuuuuucho más!!!

Pili dijo...

Preciosa y riquisima (aunque no apta para la operación bikini!!) Un beso!

Marina----La Rosquilla de la Tia Laura dijo...

Di que si!!! eres de las mías!!! de queso....me encanta!!! besitos

Tengo en marcha un reto de tartas de queso, dulces o saladas en el blog...estás invitadíiisima!!!!! los premios son mu guays ;)

besikos

Beatriz Tobegourmet dijo...

Es ideal! me han entrado unas ganas tremendas de hacerla Cristi! a ver qué tal tu crema!!!

Helena / Rico sin Azúcar dijo...

Me parece una maravilla, Cristina. Yo también soy muy reacia al buttercream y la única vez que preparé un frosting fue también con queso Philadelphia y fresas (¡casualidad!) Me encanta cómo te han quedado los remolinos, y el contraste entre el color dorado del bizcocho y el rosa pálido de la crema.
Jobar, es que se intuye deliciosa, mmmmmm!!
Menudo caprichón, ¡que lo disfrutes! :-D

Un beso

Jo dijo...

Fabuloso!!! Que ganas!

taller de azúcar dijo...

Se ve deliciosa, me gusta la mezcla que haces para la cobertura, tendremos que probarla.Y lo mejor es ese homenaje a tí misma, me parece genial ;)
Saludos
Vicky

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...