martes, 8 de octubre de 2013

Aprendiendo con la Madre Tierra

Siempre aprendiendo y perfeccionando. ¡Hasta cuando menos te lo esperas puedes aprender!. Eso es lo que me ocurrió a mi el sábado.

Fuimos a pasar el día a Arenillas de San Pelayo, que este año era el lugar en el que se realizaba la Jornada Madre Tierra,
Jornada Madre Tierra

Allí pasamos el día compartiendo, entre otras cosas, comida y conversación con mucha gente, unos conocidos y otros no. Tuvimos la suerte de que el día fuera soleado y pudimos estar todo el tiempo en la calle. Se ve que la Madre Tierra nos quería allí y se portó bien con nosotros.

Había un mercadillo abastecido de productos locales, como los garbanzos, los titos y las magdalenas de Belén, de La Golosa Libélula, que nos trajimos para casa, o los escriños de Acindino


La jornada la organizaba este año Escuelas Campesinas de Palencia, para conmemorar así su trigésimo aniversario. A través de ellos, y de la Universidad Rural de verano que suelen organizar año tras año, he impartido varios de mis talleres, de Restauración de Muebles o de Cereales, entre otros.

Escuelas Campesinas intenta que nuestro medio rural esté más vivo y más activo, tratando de recuperar toda la sabiduría que había en los pueblos en el pasado, e impidiendo que se nos olvide, pero además ayudando a las personas mayores que viven aquí para que no se encuentren aisladas, y buscando soluciones para los problemas que tenemos quienes vivimos en los pueblos.

Y yo, un día más, y sin sospecharlo, aprendí algo nuevo. Me lo enseñó una tejedora de las que ya no quedan, Andrea Milde, tejedora de unos increibles tapices pictóricos. Andrea y su marido son los artífices del Kuku Projekt, en Aguilar de Campoo, una iniciativa cultural y artística que poco a poco va dejando su huella en la zona y que el sábado tuvimos la suerte de que dejaran en Arenillas parte de esa huella.

Llevo haciendo punto desde que tenía 13 años, y siempre lo he hecho como lo hacemos en España, sosteniendo el hilo con la mano derecha (estilo inglés). Pues bien, el sábado aprendí, de la mano de Andrea, a hacerlo mediante el estilo continental, que consiste en sujetar el hilo con la mano izquierda, con lo que no es necesario montar la hebra cada vez por encima de la aguja, sino que es la propia aguja la que recoge esa hebra, y eso hace que la labor sea más rápida.

Tejiendo
Tejido elástico

Y después de pasar un día estupendo en un ambiente tan agradable, la jornada la remató el grupo Vihuela Folk, de Saldaña, alegrándonos a todos con un concierto:

Grupo Vihuela Folk

Gracias a iniciativas como las de Escuelas Campesinas estamos un poco menos aislados y disponemos de interesantes jornadas y actividades culturales en los pueblos. Esperamos ansiosos volver a reencontrarnos de nuevo en Arenillas de San Pelayo para seguir compartiendo...y aprendiendo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...