jueves, 15 de agosto de 2013

Pan de centeno con arándanos y mermelada de moras de árbol

¡Aquí me tenéis de nuevo!. Y no es que me haya ido, pero sí que he estado un poco desaparecida, como dice la gente por aquí, he estado un poco "modorra". Y es que cuando quería escribir algo me surgía otra cosa y no podía, y cuando podía no tenía muchas ganas, así que por una cosa o por otra os he tenido abandonados, pero espero que me perdonéis con la receta que os traigo hoy.

Pan de centeno con arándanos

Es un pan de centeno que además de ser delicioso es también bastante rápido de hacer. Sí, ya sé que el pan precisamente está mejor cuanto más despacio se hace, pero hay veces en las que queremos un pan rico y a la vez rápido. Pues este es uno de esos panes y precisamente por eso fue el primer pan que hicimos en el Taller de Cereales que impartí en la Universidad Rural de Verano de Arenillas de San Pelayo. Cuando veáis lo fácil y resultón que es, y sobre todo cuando lo probéis, os daréis cuenta de que es un pan para tener en casa prácticamente a diario.

Pan de centeno con arándanos

En el desayuno, un poco tostado y untado con queso crema o mantequilla y un poco de mermelada de moras, de arándanos o de cualquier otro fruto rojo es algo exquisito. Y de cualquier otra manera que lo queráis tomar seguro que también os encanta.

Por lo demás el verano se nos está pasando y para mi es un verano de los buenos, con calor a tutiplén. Y es que a mi en verano me gusta pasar calor, porque el invierno es muy largo y muy frío, al menos donde yo vivo, así que en cada época lo suyo, ¡en invierno frío y en verano calorazo!. Y eso que en junio los listillos de turno pronosticaban que no íbamos a tener verano, ¡pues se equivovaron!. Lo único que si el calor hubiera empezado un poco antes la huerta estaría un poco más adelantada, porque a los pobres tomates les ha costado lo suyo arrancar. 

Pan de centeno con arándanos

Pero en fin, yo creo que la cosa, si sigue calentando, no estará mal. De momento no paramos de coger zanahorias, judías verdes, pepinos, alguna berza y muchos calabacines, eso sin contar las cebolletas y las habas y guisantes que ya nos hemos comido. La verdad es que es una gozada coger cada día las 4 cosucas de la huerta, y los niños lo disfrutan que da gusto, cada día nos dan la noticia de un tomate nuevo, o una berenjena...luego igual pasan de comerlo, ¡pero les gusta!. Hasta tienen su propia huerta, con semillas de sandía y melón, algún maíz y alguna judía verde. No les saldrá gran cosa, pero eso de regar su huertuca les vuelve locos.

Pan de centeno con arándanos

Y no me enrollo más, que aunque me cuesta arrancar cuando cojo marcha ya no paro, así que aquí os dejo este increíble y riquísimo pan de centeno:

Ingredientes:

250 g masa madre de centeno integral
250 g harina blanca de centeno
250 ml agua templada (a unos 35-40ºC)
3 g levadura prensada
5 g sal
50 g arándanos desecados

- mezclamos a mano la harina, la sal, el agua, la levadura desmenuzada y masa madre. Yo me ayudo de un tenedor. Queda una masa pegajosa y más o menos blandurria, que no se puede amasar como el resto de los panes. Tampoco es necesario, ya que el centeno posee tan poca cantidad de proteína que no se va a formar suficiente gluten. Cuando tengamos la masa bastante homogénea le añadimos los arándanos y mezclamos bien.
- tapamos esta masa con un paño húmedo y la dejamos reposando unos 45 minutos. En ese tiempo la masa va a aumentar de volumen y va a esponjar. Si hace mucho calor conviene dejarla en un lugar un poco más fresquito para que no se acelere demasiado.
- pasado ese tiempo preparo un molde y añado la masa dentro de él, más o menos hasta que ocupe 3/4 partes del molde. A mi me gusta hacerlo en un molde metálico que previamente forro con papel de hornear, así no cuesta nada desmoldar el pan una vez cocido.
- vuelvo a tapar con un paño húmedo la masa y dejo que fermente hasta que haya subido un poco sobre el nivel del molde.
- finalmente se introduce el pan en el horno, precalentado a 250ºC y con vapor. Cocemos el pan a esta temperatura 10 minutos y después la bajamos a 190ºC, y lo dejamos otros 40-45 minutos más. Como siempre esto depende de cada horno.
- una vez cocido desmoldamos el pan y lo dejamos enfriar sobre una rejilla

Sugerencias:

- para hacer este pan he adaptado un poco una receta del libro PAN de Xabier Barriga
- también podéis hacer este pan con harina de centeno integral y con masa madre blanca de trigo o centeno
- este pan yo lo he cocido alguna vez en un horno pequeño de sobremesa, de esos que parecen un microondas, y ¡sale perfecto!
- como todos los panes de centeno, está mejor al día siguiente de hacerlo, y cada día que pasa aún va mejorando. Para conservarlo basta con taparlo con un paño o servilleta de lino o aldogón.
- si queréis podeís sustutuir los arándanos por cualquier otra cosa, o no añadir nada, o como hicimos en el Taller de Cereales, poner por encima unas semillas de sésamo.
- para hacer la mermelada de moras sólo tenéis que lavarlas y ponerlas a cocer hasta que se reduzca bastante el volumen del líquido. Después, se pasan por el pasapurés si se quiere, de ese modo se quitan las pepitas y es más agradable de comer. Y finalmente añadimos el azúcar, en teoría igual cantidad de fruta que de azúcar, pero para mi eso es demasiado y siempre le añado menos. En este caso también le añadí unos 60 ml de orujo, un poco en plan experimento, y la verdad es que se nota poco, pero le da un toque.
- sí, ya sé que al pasar la fruta por el pasapurés le estoy quitando fibra, pero si no lo hago en casa no la comen, así que si así lo preferís no es necesario que la paséis. En esta entrada os explico algo más sobre mermeladas y confituras.

No sé porque estoy tarareando una canción, y como me gusta mucho os la dejo, ¡espero que os guste como a mi!


Y también os dejo con unas fotillos de nuestra huerta, aunque son ya de hace unos días. Esta primera foto espero que no os parezca mal, pero no me queda más remedio que dedicársela a Ajonjoli ;)
¡Feliz semana!

Flor de calabacín

Cebollas

Vaina de guisante

Zanahorias

Tomates

14 comentarios:

Churretes dijo...

El pan es una de mis asignaturas pendientes Cristi...pero según cuentas tendré que probar!!!
Las fotos son preciosas.
Besos.
Raquel

Marhya dijo...

La huerta es un generador de felicidad inmenso. Aunque este año al menos por aquí es menos productivo que otros, pero va avanzando, también.
Me quedo con el pan, tiene que estar riquísimo.
Besos.

Danza de Fogones dijo...

Qué ganas le tengo a la masa madre! Cuando llegue el otoño me he propuesto ponerme en serio con el pan, a ver si lo consigo! Por cierto, la receta es espectacular!

Noelia Rcetas dijo...

Cris me parece genial la receta, soy una panadera casera aprendiz, me encanta probar nuevas recetas, o sea que esta caerá seguro, cuando pueda volver a encender el horno...
Beso

Ana dijo...

Qué pinta! y la huerta... uaauuuuuu!!
bsos

Ana dijo...

tiene una pinta increíble!! y el huerto una maravilla!

Maria Teresa Aleman dijo...

Ummmm apetece comerlo todo!! Tienes un blog maravilloso!!! Por aquí me quedo!!!
Bss

Isabel López dijo...

Todo precioso. El único pero es que esa taza es mía.
Je je.

Cristi dijo...

No dejes de intentar lo del pan Raquel, seguro que te engancha.

Cristi dijo...

¡Muchas gracias!

Cristi dijo...

¡Muchísimas gracias Ana!

Cristi dijo...

¡Muchas gracias, y encantada de que te pases por aquí!

Cristi dijo...

¡Eso ni te lo sueñes!

restaurante murcia dijo...

Se ve tan deliciosa. Gracias por esta receta.

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...