sábado, 4 de febrero de 2012

Mini magdalenas de arándanos

Otra semana que se nos escapa, y con ella un nuevo mes abriéndose paso. Acabamos de empezar este nuevo año y sin embargo el mes de enero ya se nos ha ido de las manos casi sin darnos cuenta. Dentro de nada estamos en carnaval, y eso quiere decir que el año avanza y que corre sin que podamos hacer nada por evitarlo.

Se nos fueron diciembre y enero sin ver la nieve, cosa rara por estos lares, y sin embargo febrero ha entrado con unas heladas y un frío siberiano que nos está dejando tiesos. ¡Si al menos nevara la temperatura suavizaría algo!

Esta noche tuvimos casi -10ºC, espero que no lleguemos a los 18 bajo cero que tuvimos hace dos años. Y es que el olivo que tenemos en el jardín sufrió de lo suyo aquel invierno. Perdió todas las hojas, y le costó tanto recuperarse que hasta este verano no ha vuelto a echar todas las hojas nuevas. En plena provincia de Palencia no es muy normal ver olivos, pero este, que aún es pequeño, se había aclimatado bastante bien, y ya daba una cosechilla de unos 20 kg de pequeñas aceitunas. El año pasado no hubo cosecha, ¡pobre árbol!, y este año apenas se han dejado ver una docena de olivas. 
¡A ver si este frío no nos dura mucho!

Minimagdalenas de arándanos

Y para pasar estos días un poco más calentitos, unas minimagdalenas con un chocolate calentito para merendar no nos van a venir nada mal, ¡calorías para entrar en calor!

Ingredientes:
400 g de harina de repostería (floja)
200 g azúcar
150 g mantequilla a punto de pomada
125 ml de leche
3 huevos (a temperatura ambiente)
un pellizco de sal
8 g de levadura química
150 g de arándanos 
vainilla en polvo o esencia de vainilla

Minimagdalenas de arándanos

Batir el  azúcar con la mantequilla hasta que blanquee. 
Añadir los huevos de uno en uno
Añadir poco a poco la harina, previamente tamizada, mezclada con la levadura, la vainilla y la sal
Verter  la leche y remover para mezclar pero sin excederse (la textura de la masa debe ser algo grumosa)
Por último incorporar los arándanos u otra fruta.
Rellenar moldes con la masa y hornear unos 20 minutos a unos 210ºC (dependiendo de cada horno)

Minimagdalenas de arándanos
Sugerencias y curiosidades:

- en muchas recetas de dulces se añade una pequeña cantidad de sal. La razón es que la sal hace que el sabor dulce resalte aún más. Por eso eso mismo se toma el melón con jamón, o las uvas con queso: sal para apreciar más lo dulce
- se puede usar la misma cantidad de aceite en lugar de mantequilla, aunque con mantequilla están más ricas. Lo que desde luego no recomiendo en absoluto es sustituirla por margarina, pues es la opción menos cardiosaludable posible. Todas las margarinas contienen grasas vegetales o aceites hidrogenados, que son lo peor para el colesterol, al menos yo no he visto aún ninguna margarina que no los contenga.
- no uséis vainillina como sustituto de la vainilla, pues lo que venden como vainillina suele ser de origen sintético (artificial), y si miráis la composición suele poner etil vainilla. Mejor extracto de vainilla o vainilla en polvo, que la suelen vender azucarada, y que son naturales
- los arándanos se pueden añadir frescos o secos, o también podemos sustituirlos por otra fruta 
- al sustituir la mantequilla  por aceite no estamos rebajando las calorías de estas magdalenas, pues todas las grasas aportan la misma cantidad de energía. Para rebajar las calorías que tomamos podemos usar el truco de hacer las magdalenas más pequeñas, empleando para ello, por ejemplo, moldes de los que se emplean para hacer las trufas de chocolate. Así, aunque nos comamos una o dos magdalenas, comeremos menos que si tomamos una sola hecha en un molde de tamaño normal.
Otro truco que podemos emplear a diario para comer menos es usar platos de tamaño mediano. La misma cantidad de comida en dos platos de distinto tamaño siempre parece más cantidad en el plato más pequeño: el tamaño del recipiente distorsiona la percepción de las cantidades. Si usamos platos pequeños puede que nos quedemos con hambre y que repitamos, y en un plato grande nos echaremos más cantidad de la cuenta, por eso lo mejor es usar un plato mediano.
Con las bebidas también pasa que si se toman en vasos anchos y bajos parece que tomemos menos que si el vaso es alto y estrecho, por lo que tenderemos a echarnos más, lo cual, si se trata de bebidas calóricas, como zumos, refrescos o bebidas alcohólicas, puede que no nos convenga. Así pues lo mejor es emplear vasos altos y estrechos.

Minimagdalenas de arándanos

5 comentarios:

enlasnubes dijo...

Qué ricas!!!

Las entretelas de Eva dijo...

Ummmm.... Ahora mismo me comía, por lo menos una, pero de las grandes. Me encantan! Y lo que, como bien tu sabes, es toda la información complementaria de nos ofreces. Es tan gratificante encontrar la confirmación de lo que una cree o sabe... No conozco, todavía, mucha gente que comparta mi forma de ver la alimentación, al menos en mi entorno mas próximo, y en tu blog me siento verdaderamente como en casa. Un besico

Cristi dijo...

Gracias a las dos.

Eva, me alegro de que te sientas como en casa, y me alegro de que tengamos en común nuestro modo de ver la alimentación.
Besos

maria jose dijo...

Hola, exquisitas magdalenas y preciosas fotos. Curiosamente, siempre uso margarina porque considero que no tiene grasas saturadas como la mantequilla, ahora me has puesto en duda. Como me gustado mucho tu blog, me quedo por aquí, besos

Cristi dijo...

Hola Mª José, gracias por pasarte por aquí, y no lo dudes, mucho mejor la mantequilla, aquí http://lamujerdelfotografo.blogspot.com.es/2012/04/black-and-white-chocolate-bundt-cake.html, explico algo más sobre ello.
Besos

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...