lunes, 21 de enero de 2013

Dip de pan lavash con cebolla confitada con pasas y azafrán

Otra vez, y casi sin darme cuenta, ha llegado la fecha para la publicación del pan que cada mes nos propone Bake the Word.

Este mes la propuesta es el pan lavash, un pan plano y crujiente de origen armenio, pero que actualmente se come en todo Oriente Próximo, y bueno, como veréis por el montón de  propuestas de Bake the World, también se cuece y se come en occidente.

Dip de pan lavash con cebolla confitada con pasas y azafrán
Dip de pan lavash con cebolla confitada con pasas y azafrán

Para hacer este pan he seguido las indicaciones que da Peter Reinhart en su libro "El aprendiz de panadero". Según él, si la masa se hace fina como el papel, nos queda un pan crujiente ideal para tomar como aperitivo a modo de crackers. Pero si la masa se deja un poco más gruesa y se cuece menos tiempo obtenemos un pan más tierno, perfecto para tomar en forma de bocadillos enrollados. Bastará con humededer el pan con agua para que se ablande, justo cuando se vaya a hacer el bocadillo.

Yo me he decidido a hacer dos variedades de la versión crujiente, una adornada con pipas y semillas de amapola, y otra que sólo lleva un poco de sal por encima, y que he acompañado con una riquísima confitura de cebolla, que además también lleva laurel, azafrán y pasas por lo que tiene un toque muy especial. La receta, un poco cambiada, la vi en la revista Integral.

Dip de pan lavash con cebolla confitada con pasas y azafrán

Tanto el pan como la confitura son bastante rápidos de hacer. El pan sólo sufre un único levado, y se cuece en menos de 15 minutos, así que ¿a qué estáis esperando? Os aseguro que está tan rico que no vais a parar de comerlo, porque encima al ser tan finito parece que no comes nada.

Ingredientes:

Pan
190 g harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal (4 g)
3 g levadura prensada
1 cucharada (tbsp) de miel
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
90 ml de agua a temperatura ambiente
semillas de amapola, pipas o cualquier otra que os guste

- mezclamos en un bol la harina, la miel, la sal, el aceite y el agua. Amasamos durante unos 10 minutos hasta obtener una  masa elástica, que no se pegue y que supere la prueba de la membrana. Formamos con ella una bola, la colocamos en un bol untado de aceite, y la embadurnamos con este aceite haciéndola rodar.
- tapamos el bol con film y dejamos que fermente hasta que duplique el volumen
- aceitamos la superficie de trabajo, volcamos la masa sobre ella y la presionamos con las manos hasta formar un cuadrado. Espolvoreamos con harina y aplastamos con el rodillo hasta conseguir una masa fina como el papel. Levantamos la masa de la encimera, la aireamos y la volvemos a colocar donde estaba. Colocamos papel de hornear en una bandeja y después pasamos la masa a este papel.
- pulverizamos agua por encima de la masa y colocamos las semillas sobre esta. Si queremos en vez de semillas podemos echar un poco de sal. Y también, si queremos, podemos cortar la masa en forma de cuadrados, marcando los trozos con un cortador de pizza. Después de cocer el pan los cuadrados se separan ellos solos
- cocemos unos 12 minutos en el horno precalentado a 175ºC, hasta que se empiecen a dorar por arriba. Una vez cocidos los sacamos del horno y dejamos enfriar en la misma bandeja durante unos 10 minutos.

prueba de la membrana y preparando la masa

Cebolla
1/2 kg de cebollas
2 cucharadas (tbsp) azúcar moreno
50 ml vinagre de sidra o balsámico
un puñado de pasas
unas hebras de azafrán
1 hoja de laurel
aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita (tsp) sal

- cortamos la cebolla en juliana muy fina y la pochamos muy despacio con el aceite necesario, con la hoja de laurel y con la sal.
- cuando la cebolla esté ya medio transparente retiramos el laurel y añadimos, el azúcar, las pasas, el azafrán y el vinagre. Dejamos que se cueza todo muy despacio y que se vaya reduciendo el líquido lentamente hasta que tenga una textura semejante a la de la mermelada

Dip de pan lavash con cebolla confitada con pasas y azafrán

Sugerencias:

- si queréis hacer el pan para bocadillos dejad la masa más gorda y la horneáis menos tiempo.
- también podéis cocer la pieza de pan entera, y partirla después en trozos irregulares en vez de hacer cuadraditos
- a la hora de preparar la masa quizás la cantidad de agua que necesitéis pueda variar y ser algo más de 90 ml

12 comentarios:

Fani Sixto dijo...

Una maravilla!!!! Me ha encantado el pan! Te ha quedado súper crujiente con un aspecto delicioso. En cuanto a la cebolla: la idea de las pasas y el azafrán nunca la había visto, pero la tengo que probar porque las pintas son fenomenales!
Un beso!

La Morena en la cocina ¡¡¡Que follón¡¡¡ dijo...

¡¡¡¡¡Me quedo con éste dos por uno que nos regalas hoy!!!!!, yo no he publicado todavía por culpa de las fotos pero es un pan que nos ha gustado mucho en sus dos versiones. La cebolla la tengo que probar. Un beso

Petit-on dijo...

Madre mía, Cristina!
QUé pintaza tiene el pan y la cebolla con el azafrán...
Me chifla... Tengo que probarlo en casa.
Un besito
Raquel

Delicias Baruz dijo...

Tiene que estar delicioso, te ha quedado estupendo. Un abrazo, Clara.

M. Ángeles (Secocina) dijo...

Me ha encantado tu pan y también las cebollas. La verdad es que como bien dices, tampoco se tarda tanto: yo llevo meses pasando las páginas del libro de Dan Lepard y no me decido. Pero tus fotos animan una barbaridad...
Saludos!

Elena - delicious stories dijo...

Oh, Cristina, me encanta tu propuesta!! Te ha quedado genial y lo de la cebolla confitada ha sido todo un acierto, cómo me gusta!
Besos.

CHEZ SILVIA dijo...

Cristina que pinta tiene esto!!!! por dios con la cebolla con lo que me gusta así!!! fantástica receta!!! Bss

Marhya dijo...

¡Qué buena idea! Se ve super apetecible, lo uno y lo otro, y junto lo más. Me encantan los panes caseros, el crujeinte, los sabores especiales y el dip tan rico, casi una versión de un chutney, me parece una pasada. Me los apunto.
Besos.

Olivia dijo...

Me encanta cómo has acompañado tu pan lavash y lo sabroso que ha debido quedar con las semillas ya en el horneado. Un beso

Cristi dijo...

¡Muchísimas gracias a todas! ¡Me alegro que os haya gustado!

taller de azúcar dijo...

genial la idea del pan crujiente y con la cebolla debe estar riquísimo, enhorabuena!
Saludos

Nandonogal dijo...

holaaaa, pues tomo nota de la cebolla, jejeje. y gracias por lo que nos enseñas
Nando

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...