lunes, 8 de julio de 2013

Polos de yogur de horchata

Algunos recuerdos de la niñez se graban en la memoria y perduran para siempre. Por fortuna suelen ser los mejores recuerdos, porque nuestro cerebro, gracias a Dios, tiene mecanismos de defensa que hacen que los malos recuerdos se nos olviden o que con el paso del tiempo no parezcan tan malos. Imagino que si tuviéramos acumulados en la memoria todos los malos recuerdos que hemos vivido nuestra vida sería terrible.

polo de yogur de horchata

Pero en fin, dejemos lo malo de lado, que ya viene sin que lo busquemos, y vayamos a lo bueno. Uno de los mejores recuerdos que tengo de cuando era niña es de cuando tenía 7 años. Ese verano lo pasamos en Alcira, en casa de una hermana de mi madre. Todos los días íbamos a la playa. Recuerdo ir a coger piñones, subir con mis hermanos a jugar en la azotea mientras mi madre y mi tía tendían la ropa, las duchas que nos daban a mis hermanos y a mi cuando volvíamos de la playa, éramos 4 a duchar y entrábamos en serie. Recuerdo también cómo mi madre y mi tía aprovechaban el sol que pegaba en la azotea para hacer yogures dentro de una cazuela. Montones de pequeños momentos que me llevan al pasado y me provocan una sonrisa.


polo de yogur de horchata

Y entre todas esas cosas que me traen sentimientos agradables se encuentran los polos de horchata. Muchas tardes nos compraban un polo de horchata, ¡qué rico! desde entonces no lo he vuelto a probar, porque donde yo vivo hasta es raro encontrar horchata en los bares, así que en forma de polos aún menos. Era un polo corriente, de esos de hielo; naranja, limón y horchata, de los más baratillos, pero con un sabor a horchata increíble. Me acuerdo de que costaba exactamente dos pesetas. Esa era la propina que me daban a mi los domingos en aquella época: dos pesetas. Pero es que de esto que os hablo hace muuucho, muuucho tiempo, fue en el siglo pasado, antes de que muriera Franco, así que echad cuentas...

polo de yogur de horchata

Pues después de tanto tiempo he querido volver a tomar uno de esos polos de horchata, y aunque no es el mismo, sí está tan rico como aquel. Es rápido y fácil de hacer. Fresquito, rico... no necesita heladera ni moldes especiales si no los tenéis, porque la gracia de este polo es precisamente que es de los "de hielo", así que ¡qué más da que cristalice! Y como molde: ¡un vaso!, que nos sirve además para meter el polo entre chupada y chupada y así, si se nos deshace muy rápido por el calor, lo que nos cae al vaso lo podemos beber después. ¡No me negaréis que no es una receta bien aprovechada eh!

polo de yogur de horchata

Y vosotros, ¿qué recuerdos especiales tenéis de cuando erais pequeños? Seguro que también tenéis un montón y espero que os hayáis acordado de algunos y que paséis con ellos un ratillo agradable.

¡A la receta!

Ingredientes:

100 g chufas hidratadas
2 yogures griegos
100 g azúcar
250 g agua
palos para polos
canela

- ponemos a remojar las chufas con agua la noche anterior
- una vez que se han remojado las escurrimos, añadimos 150 g de agua y las trituramos con una batidora (yo empleé una de vaso) hasta que quede una pasta fina
- escurrimos esa pasta con un lienzo para extraer todo el jugo de las chufas y sobre las chufas escurridas añadimos otros otros 100 g de agua , removemos un poco y volvemos a colar con el lienzo. Después añadimos el azúcar, los yogures y una pizca de canela (muy poca)
- mezclamos bien todo para homogeneizar y repartimos la mezcla en vasitos, colocando un palo para agarrar el polo
- metemos al congelador

polo de yogur de horchata

Sugerencias:

- mejor tomarlos al día siguiente de su preparación
- para que el palo se quedara más o menos centrado, tapé con papel de aluminio los vasitos e hice una pequeña ranura en el centro por la que coloque el susodicho palito
- si os gusta la horchata seguro que también os gustará mi receta de horchata con información sobre las chufas
- hace muuchos años encontraba en el supermercado del corte inglés un concentrado de chufas, que quienes vivís en alguna ciudad podéis buscar, seguro que con el os salen unos polos riquísimos y os ahorráis un paso, aunque la verdad es que no sé si aún lo siguen vendiendo ni tampoco su marca, pero por si acaso podéis intentar buscarlo, sin volveros locos claro.

17 comentarios:

Beatriz Tobegourmet dijo...

Bonitos recuerdos, imagino tus veranos con tanto hermano qué divertidos! como pasa el tiempo.... ahora yo miro el verano desde los ojos de mis hijos! Me encanta la horchata, así que esa versión tuya casera ha de estar deliciosa!

Laurel y Menta dijo...

Unos polos fabulosos, nos encanta la horchata, o sea, que los probamos seguro,

besos

Fani Sixto dijo...

Qué bonitos recuerdos!
Los polos tienen una pinta estupenda y, la verdad, no parecen nada complicados de hacer.
La receta me ha encantado así que espero probarla este verano
Un beso!

Marhya dijo...

¡Me encanta la idea! no se me había ocurrido (y menos usar como molde un vaso) y eso que en casa los polos los hago con zumo y la horchata la uso para cremas de postre, pero que mi cabeza no había hilado lo uno con lo otro, aunque no tardaré nada en ponerle remedio.
Y eso de hacer el sabor casero con chufas me encanta, porque como dices, por aquí salvo las típicas horchatas embotelladas a cañón, nada de nada.
De hablar de recuerdos de infancia mejor para otro día, porque soltaría un discurso... jejeje, hay temas que me impiden ser breve y éste sería uno de ellos. Supongo que eso es bueno, en este caso ;-)
Besos.

Alfonso Hernandez dijo...

Que bueno Cristi, me encantan tus polos pero casi más tus recuerdos de la niñez; es algo que nunca debe perderse! Bss

CHEZ SILVIA dijo...

que mezcla más buena, no la he probado pero me gusta mucho. Quedan monisimos así pequeños. Bss

Mara EnGredos dijo...

Ma han encantado tus recuerdos de niñez. Que bonito.
Y los helado una maravilla. De verdad.
Un besazo

Rosalía de la Rosa dijo...

Cristina con tu entrada has conseguido varias cosas.
Una, volver a recordar la niñez que como tu dices fue antes de la muerte de Franco, las cuentas ya están hechas...........
Otra tu magnifica receta, aun recuerdo a mi madre haciendo horchata en casa y mira que no es santo de mi devoción (la horchata), pero en honor a los recuerdos tan fantásticos que he recordado contigo, haré los polos, me rechiflan los polos de hielo. será porque los tenía prohibidos de pequeña?.
Bss.

Mina S.F. dijo...

Que ricosss y que buena idea...!!! A mi también me encantaban los polos de horchata y los de coca cola...jajaja
Besos y gracias por compartir...!!!

Margit dijo...

¡Qué buenos! muy buena idea lo de dejarlos en el vaso mientras descansas :-)
La horchata concentrada era de la marca costa, hace tiempo que no la veo.
De horchata nunca tomé, me gustaban el frigo dedo, el dracula y el popeye de naranja (ese más que gustarme es que costaba solo 10 pesetas, así que era el que más caía).

MAriaTe M-B V-R dijo...

mmm, que ricos!!! la horchata me encanta, es uno de mis sabores preferidos del verano y cmo dices, trae muchos recuerdos...es una idea fantastica! un besote

Ana dijo...

jope qué buenos, esos polos los tengo que hacer pero ya...gracias por compartir esta rica receta!!
Besos

Miguel Hinojosa dijo...

Que fresquitos y que buenos....me llevo media docena para merendar....jajajaja...es que son pequeñitos.....
Besos
Miguel
lareposteriademiguel.com

Ajonjoli dijo...

aaaay esos polos de nuestra infancia, qué ricos!!! cuando yo era pequeña ya costaban 15 pesetas :) pero Franco llevaba unos años muerto y enterrado!!!
Había de limón de naranja y de menta. Y luego un helado que llamaban mantecado, y que era mi favorito. No era de hielo y era más caro, así que sólo tocaba de vez en cuando. Por diossss qué ganas de hacer polos me han entrado!!!!

Churretes dijo...

Cristi guapa...pedazo de polo!!!
Jajaja.
Creo que necesito un polo de horchata pa superar la mañana.
Besos.
Raquel

elcuadernodeideas dijo...

Tu propuesta me encanta. Adoro la horchata (confieso mi adicción) e imaginando algo helado con ese delicioso sabor hace que me derrita.....Buscaré chufas.

Charo González-Haba Valle dijo...

ya tienes una nueva seguidora!!

Publicar un comentario

¡Muchísimas gracias por pasaros por aquí, y más aún por animaros a comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...